Claudia ūüéÄ

Somos seres emocionales. Las emociones son reacciones que tenemos frente a cambios físicos y psicológicos que influyen sobre nuestro pensamiento y nuestra conducta. Ante cualquier cmabio en lo que podemos llamar nuestra rutina aparecen las emociones.

El primer cambio lo vi en el cuerpo y allí aparecieronemociones que al principio me costó identificar y entender. Fue necesario aceptarlas, atravesarlas y vivirlas para poder procesar la enferdad y salir de ella.

Es imposible ser racional cuando el cáncer te atraviesa. Mi cabeza se llenó de intrrogantes y sin respuestas no iba a poder salir adelante. No quise quedarme en las preguntas. Busqué dentro de mí esa fuerza que me sacara de la victimización.

Lo primero que se me vino a la mente al escuchar la palabra ‚Äúc√°ncer‚ÄĚ fue la de un tsunami, una gran muralla de agua que me cubrir√≠a. Lo peor no era la ola, sino lo que dejar√≠a en m√≠, era inimaginable.

¬ŅC√≥mo lidiar con eso? Sent√≠ que esa ola me tapaba y que mi iba a ahogar¬† y no podr√≠a sobrevivir.

¬ŅC√≥mo se hac√≠a para luchar con¬† esa sensaci√≥n? ¬ŅTendr√≠a la fuerza para salir a la superficie? ¬ŅA qui√©nes arrastraba conmigo?

En ese momento sent√≠ que estaba sola. ¬†Mis tres hijas eran tan peque√Īas. Solo me quedaba mirarlas, amarlas el tiempo que me quedara.

Yo quería eso. Las quería a ellas. No tenía tiempo de preguntármelo. La vorágine de la vida diaria me puso en vereda. No tuve mucho tiempo para pensar que sentía. Me levanté e hice lo que me dijeron que tenia que hacer.

Cuando pude sentarme a pensar, me di cuenta que tuve que atravesar una serie de emociones para sanar.

Lo primero que sent√≠ fue negaci√≥n. C√≥mo me pasa esto de tan joven , esta es una enfermedad de mujeres mayores.¬†C√≥mo a m√≠ que me hago todos los controles, que mi mam√° es voluntaria de LALCEC y hace seis meses me hab√≠a hecho una √ļltima mamograf√≠a. A m√≠ no me puede estar pasando a los 32 a√Īos.

Pero no me quede en el no , en el por qu√© ni en el c√≥mo. Si negamos una situaci√≥n que existe lo √ļnico que hacemos es ocultar el problema. Pero el problema no desaparece, va a segir estando ah√≠ hasta que tomemos las riendas de nuestra vida y decidamos salir de esa situaci√≥n.

Una vez que aceptamos lo que pasa, aparece el miedo.

Miedo a la muerte 

Miedo al tratamiento 

Miedo al cambio de vida 

Miedo a tomar deciciones 

Miedo a esta enfermedad desconocida para mi 

Miedo a qué me podía pasar

Nadie puede decirnos que no tengamos miedo 

Es una emoción propia de cada uno 

Lo que no podemos permitir es que esta emoción domine nuestra vida y nuestras decisiones. Debemos atravesarla y seguir adelante

En el medio de todo esto lleg√≥ el enojo. Mi cabeza trabajaba a mil para entender qu√© me pasaba y ah√≠ me enojaba. Pero, ¬Ņcon qui√©n? Primero con Dios, despu√©s con el resto del mundo. Entre tanta gente mala en el mundo me vino a pasar a m√≠. ¬ŅQu√© hice mal? Me culp√© a mi misma, lo tom√© como un castigo.

Era imposible responderme todas estas preguntas pero tuve que entender que las cosas pasan por algo. Tenía algo que aprender, perdonar y crecer. Solo lo iba a lograr transitando la enferdad siendo consciente de mi cuerpo y emociones.

Empecé a visuarme sana, a mis hijas grandes con sus hijos. Era mi forma de perdurar: si podía imaginarlo, mi cuerpo haría lo posible para verlo realidad.

La ansiedad es la base de mi existencia. ¬ŅC√≥mo me dar√°n los estudios este mes? ¬ŅSaldr√© bien de cirugia? ¬ŅSer√° este el tratamiento que mejor responde a mi enfermedad?

Seguro todos abrieron un estudio apenas lo recibieron y el acto reflejo era llamar a su onc√≥logo/ginec√≥logo/mast√≥logo o el m√©dico que toque y pasar el informe. Despu√©s de tanto hacer esto, me par√© a un costado y me pregunt√©: ¬ŅEn qu√© cambia que espere a ver a mi m√©dico? Porque ellos tambi√©n son seres humanos, tienen sus tiempos de descanso y sus tiempos de actividad, y deb√≠a respetarlos.

La aceptación fue necesaria para poder aprender y creecer. Cada día subí un escalon: en cada estudio, cada quimio, cada rayo y cada extracción de sangre. Cada vez estaba más convencida de que hacía lo correcto para sobrevivir.

Sobrevivir dependía de mí, de mi calma y firmeza. Tenía que aceptar lo que me tocó vivir, estando alerta pero no alterada, y dándole al cuerpo el tiempo para acostumbrarse a estos cambios físicos y psicológicos.

Si yo pude aprender de esta situación, estoy convencida de que cualquiera de ustedes puede sueprar una situación disruptiva. Podemos y debemos darle un giro a ese sentimiento de desesperanza, dejar la culpa de lado y empezar a VIVIR.

Para mí, vivir es despertarse y agradecer el estar vivos y honrar esa vida. Es no esperar a tenerlo todo para disfrutar y ser feliz , ya tienes la vida para disfrutar de todo. Es reconocer que somos mujeres y hombres valiosos , luchadores y si pudimos con esto que es lo que nos impide lograr todo lo demas 

Lo √ļnico permanente en la vida es el cambio. Y el cambio comienza en nuestro interior en nuestra mente y de alli todas nuetras c√©lulas se disponen a armarse para lograr eso que la mente cree.

¬ŅCu√°l fue mi cambio? Despu√©s de a√Īos de terapia individual y grupal, mi terapeuta me dijo que quer√≠a escribir un libro que se llamara ‚Äú¬ŅQu√© paso con Claudia?‚ÄĚ. Me encant√≥ y le dije que contara conmigo.

Pero al poco tiempo me lanzo esa frase matadora: ‚Äú¬ŅYporque no lo escribis vos?‚ÄĚ

Como dije antes, mi mente se puso en concordancia con mi cuerpo y encontré a la persona para lograr el objetivo y desafío de escribir, como lo había hecho antes con mi enfermedad.

Me repetí que si había superado tantas cosas no podía ser egoísta de quedarme con esto para mí sin poder ayudar a los demás y dar este mensaje de superación y esperanza que me había salvado la vida.

Emprendí este hermoso camino ya no con miedo sino con expectativas.

Y muchas. Simpre cuidándome ,y pensando en  que cada decisión que tomo tiene sus consecuencias. Y les aseguro que estar acá hoy es esa consecuencia que quiero asumir.

De a poco y empodrerándome de mis propias deciciones aprendí que estas situaciones no serían negativas ni me iban a amedentrar, de ellas podía aprender y crecer. Que podía ser una resiliente.


46 vistas
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

Todos los derechos reservados. © Proyecto Mujer 2017.

‚Äč